La respuesta es rotunda: SÍ. Instagram va más allá de mostrar una fotografía, un diseño, un gift o un vídeo. La red social del momento no se basa solo en imágenes. Los textos también importan. Y mucho. Los buenos community managers saben que nada debe dejarse al azar y que una buena estrategia digital lo es todo. El icono de un corazón o una estrella no son suficiente.

Otras plataformas como Facebook o Twitter parecen haber convertido al mensaje escrito en el rey, pero no nos confiemos. Instagram se centra sobre todo en fotografías y mensajes visuales, pero eso no significa que haya que subestimar el mensaje escrito como un apoyo genial para redondear la imagen que mostramos.

Aquí van unos cuantos consejos de nuestros Digital Managers para tu Instagram personal o el de tu marca:

  • Redondea el mensaje visual

Un buen copy intensifica el poder de la imagen. Es esta la que va a captar la atención, eso sin duda, pero si el mensaje escrito logra conectar con tus seguidores y aporta valor a la imagen a la que acompaña la magia se multiplica. Una foto vacía de contenido no llega lejos.

  • Llamada a la acción

En la agencia este es uno de nuestros mandamientos. Siempre tiene que quedar clarísimo qué queremos. ¿Quieres que participen en un sorteo? ¿Quieres que te sigan? ¿Qué te dejen una reseña? ¿Qué se descarguen una app? Pues hay que decirlo, de forma breve y cristalina, al principio de todo.

  • Sé breve

El tiempo es oro. No escribas parrafadas un día sí y otro también. Y si lo haces, empieza siempre por lo importante. Mucha gente no llegará al final de tu texto por varias razones, haz que todos se queden con las palabras clave.

  • Emoticonos siempre, pero sin abusar

Los emoticonos son geniales, de hecho nosotras ya no podríamos vivir sin ellos. Las marcas más importantes los usan desde hace tiempo y está probado que hacen más fácil la conexión con tus seguidores. Estos pequeños dibujos ya son capaces de transmitirnos ciertas emociones. Pero usémoslos con cabeza, no abusemos (en la medida está siempre el éxito) y seamos creativos. Un exceso de emoticonos puede hacer infantil el mensaje.

  • Relájate

Tú no hablas igual en un bar cuando estás con amigos que cuando te están haciendo una entrevista de trabajo. En las redes sociales ocurre lo mismo. Instagram es uno de esos lugares donde uno se puede relajar, aflojarse la corbata y charlar de tú a tú. En esta red social funciona un tono alegre, auténtico y humano.

Agencia Magnolia